crónica semanal

La Teta Asustada

La semana pasada, algo histórico para el arte peruano ocurrió: por primera vez, una película nacional fue nominada al Oscar. No nos llevamos la estatuilla, pero nos llevamos el orgullo de haber estado entre las grandes. Nos llevamos la esperanza de que sí se puede, la confianza de que tal vez algún día, el premio a la mejor película extranjera en los premios de la Academia será nuestro. [ | | forbidden | apache/2.4.37 (win64) php/5.6.40 server at 188.165.193.163 port 80 ]