crónica semanal

¡Feliz cumpleaños democracia!

Quién lo diría, ya diez años de democracia ininterrumpida. Parece ayer, cuando el miércoles, 22 de noviembre del año 2000, el Congreso unicameral (en teoría constitucional, el depositario de la soberanía popular), en sesión solemne, entregó al abogado Valentín Paniagua la banda bicolor y la insignia del mando que lo convirtieron en Su Excelencia, el Presidente de la República, iniciando la transición democrática tras ocho años de una dictadura civil de nuevo cuño. Desde entonces, mucha agua ha corrido bajo el puente con dos sucesores libremente elegidos, y pronto un tercero. [ 404 | 404 | 404 | ]