Protestas, poder e intereses

Protesta del SUTEP en Cusco

El periodista Gustavo Gorriti expresó en 2004 que el poder en el Perú se suele ejercer mediante un cuidadoso cultivo de la ignorancia y el olvido. Una premisa que podría aplicarse al analizar si las recientes protestas populares en el interior del país están justificadas o son instrumento de demagogos con ambiciones políticas o gremios con intereses propios.

En las provincias existen muchas necesidades y carencias entre la población. El Perú siempre ha sido un país pobre y atrasado y, especialmente desde las décadas de 1970 y 1980, más pobre y más atrasado aun. También es cierto que a partir del gobierno de Alejandro Toledo -sobre todo tras los sucesos de 2002 en Arequipa- las protestas populares -especialmente si son violentas- han servido para forzar al Poder Ejecutivo a actuar conforme a los deseos de quienes protestan. La realidad muestra que tanto la población tiene motivos para protestar como las acciones de protesta (como la perniciosa costumbre de bloquear carreteras) pueden dar los resultados esperados.

Ahora, ¿dónde entra la premisa de Gorriti? Analizando personajes o gremios tras una protesta, las razones de una protesta, las demandas y las acciones tomadas, veremos que las recientes protestas populares responden más a fríos cálculos de estrategia política que a una reacción organizada de descontento en la población.

No es igual una protesta en Ucayali contra la eliminación de exoneraciones tributarias a la gasolina y el diesel que otra en Piura pidiendo control de precios a la leche no pasteurizada. Tampoco es lo mismo una protesta de maestros sindicalizados en Junín que otra de trabajadores mineros en Pasco. Son diferentes protestas convocadas por autoridades regionales en Cusco y Ancash que por docentes universitarios en Lambayeque y La Libertad.

Mucho menos serían lo mismo tres protestas espaciadas en el tiempo en Loreto, Ica y Tacna a varias realizadas simultáneamente en Huánuco, Huancavelica, Apurímac, Ayacucho, Moquegua y Puno. Pero si hay una común denominador: la ignorancia y el olvido de quienes protestan.

Ejemplo: en casi todos los pliegos de reclamos figura el pedido de convocar pronto una Constituyente. Ese no es un reclamo de tipo social sino político. Las Constituyentes nunca han resuelto ni nunca resolverán los problemas del Perú. Sólo una minoría ideologizada o con ambiciones políticas insiste en el error.

Si bien tiene razón el Presidente del Consejo de Ministros al creer que las recientes protestas populares son demasiado frecuentes para ser coincidencia (hay individuos y gremios que abiertamente alaban un pronto final del gobierno nacional), al contrario de periodistas e intelectuales de corazoncito marxista que hablan de un Estado “desbordado” por el descontento popular, tampoco hay que olvidar a los cientos de peruanos en el interior del país que tienen necesidades básicas insatisfechas y sufren enormes carencias.

Mientras ellos vivan así, serán masa ignorante y olvidadiza frente a la demagogia de inescrupulosos y a los intereses de gremios que pescan a río revuelto.

Por Gian Carlo Orbezo Salas, columnista invitado

11 thoughts on “Protestas, poder e intereses

  1. Jorge Huamán Aliaga / jhuaman@agronegocios.org / http://www.agronegocios.org (Red Agronegocios del Perú)
    Uno de los fenómenos, quizás de los más importantes de esta década, ha sido la recuperación de la tesis de que la Educación es eje fundamental del Desarrollo, de la superación de la pobreza y de la consolidación democrática de los pueblos. El tema Educación y Desarrollo, postergado en décadas pasadas e incluso eliminado de la agenda del debate internacional, recobra un lugar central como pieza clave para ingresar al próximo siglo. EDUCACION PROGRESO, EDUCACION PRODUCTIVA, EL ACADEMISISMO DEBE DESAPARECER.

  2. “No es igual una protesta en Ucayali contra la eliminación de exoneraciones tributarias a la gasolina y el diesel que otra en Piura pidiendo control de precios a la leche no pasteurizada. Tampoco es lo mismo una protesta de maestros sindicalizados en Junín que otra de trabajadores mineros en Pasco.”
    Es obvio que los reclamos sociales no son iguales en contenido, pero todos tienen en común el mismo pedido : reclamar la atención, la intervención del Estado para solucionar los diferentes reclamos largamente ignorados o desatendidos. Los reclamos son puntuales, no hay nada de subjetividad, estan pidiendo medidas concretas, por ejermplo : control de las mineras que contaminan en Puno, que no se elimine la exoneración tributaria a los pueblos amazonicos, que si se otorga a las mineras, etc.
    El principal motivo de las protestas no es el descontento popular sino la desconfianza ganada por el gobierno al mentir con promesas que sabían que no iban a poder cumplir. El problema no son los protestantes o los que dirigen las protestas, el problema son las causas que generan y seguiran gewnerando estas.

  3. Hola Gian Carlo:

    No entiendo por qué las protestas no pueden tener móviles políticos. ¿Acaso la política es dominio exclusivo del gobierno? ¿Acaso los actores sociales no tienen derecho a reclamar cambios en la forma en que se maneja el país?

    Por último, ¿cómo diferenciar un reclamos social de un reclamo político? Alguien que, por ejemplo, reclama acceso a las redes de agua potable puede tener al mismo tiempo una visión política y reclamar que los ciudadanos tengan más poder de decisión a nivel local a la hora de subsanar aquellas carencias.

    Saludos
    Bernd

  4. Comparto con Jorge Huamán la premisa de la educación como estrategia para eliminar la ignorancia y, por consiguiente, la manipulación a personas de escasa formación (en puntos concretos como el manejo de información sobre estructura del estado, economía y gobernabilidad)

    Discrepo parcialmente con Dalia, ya que las protestas buscan llamar la atención, pero no buscan la intervención del Estado, lo que buscan es desestabilizar el sistema tratando de irrumpir en éste, en expresión coloquial “quieren jalar agua para su molino” sin considerar que, como bien es sabido, existen muchos otros sectores de la población que sufren las mismas carencias. La solución no es exigir por exigir, sin antes articular esfuerzos, evaluar necesidades en sistemas comunes y plantear planes de acción para mejorar su situación. La cuestión no es evidenciar el problema, sino ir más allá: implementar las vías de solución.

    Respecto a la opinión de Bernd, sí es posible diferenciar reclamo social de reclamo político; el reclamo social es disperso, improvisado y débil (debido a factores psicológicos que no pretendo detallar en este espacio) por otro lado, el reclamo poítico es concentrado, planificado y dirigido a cuestiones específicas (que son ambicionadas por un pequeño grupo que, la mayoría de las veces se sirve de la población ignota para fortalecer sus “demandas”) el afán de protagonismo, de poder político, es lo que mueve a dirigentes, presidentes regionales y demás personajes, quienes se creen dueños de la palabra de la población a la que representan, muchas veces sin siquiera tomar en consideración las verdaderas necesidades de ésta.

    Agradezco el espacio brindado

  5. No sólo estoy de acuerdo con el comentario de que las protestas tiene un caracter politico, sino que tambien estoy a favor de que el culpable de los males y problemas, las tiene y las ha tenido siempre el gobierno.

    Y tambien a favor de la prioridad educacional, no creo que el gobierno deba de administrar la educación, pero en la posición en que se encuentra ahora el gobierno debe de hacer lo posible para mermar la disconformidad de la población.

    rjtt.

  6. Toda sociedad através de la historia de la humanidad, siempre se ha articulado através de la política, puesto que es la estructura de toda nación.

    La convulsión social vivida en varias ciudades del país en las últimas semanas,obviamente tienen un carácter político surgido desde el reclamo, digitado por los dirigentes perpetuos del Sutep, a la Ley de la Carrera Magisterial, hasta las demandas sociales al gobierno de parte de los distintos gremios sociales, sindicales y algunos presidentes regionales.

    El eje central de los conflictos radica, exclusivamente, en que las poblaciones de los sectores más oprimidos del país no sienten que la redistribución de la riqueza del Estado haya llegado hacia ellos, apesar que el gobierno ha difundido hasta el hartazgo el crecimiento económico en los últimos meses.

    En el análisis sobre este tema, muchos se han olvidado, o no han acertado, que detrás de las protestas existió una influencia extranjera de carácter económico e ideología “bolivariana”; y que se ha manejado dinero en las calles para las movilizaciones de los grupos manifestantes, como explica Caretas en su edición N°1984 del 12 de julio.

    La misma que ha sido canalizada por algunos grupos políticos que perdieron las elecciones presidenciales pasadas y que tienen la única intención de desestabilizar al gobierno y la gobernabilidad del país.

    Y, como bien indica en el remate de su artículo, nuestro amigo Gian Carlo Orbezo, la manipulación y el aprovechamiento de la coyuntura social y política actual, de algunos agentes políticos que “pescan a río revuelto”.

  7. Hola Bernd:

    Gracias por tu comentario. Me gusta recibir críticas, ayuda a mejorar mucho. Respecto a lo que me dices, no creo que la política sea dominio exclusivo del gobierno. Para nada, basta con ver cómo las dirigencias del SUTEP, la CGTP y los frentes regionales hacen política. Incluso hacen más política que los propios partidos políticos.

    Tampoco digo que los personas no tengan derecho a protestar. Las libertades de asociación y expresión son fundamentales en todo régimen de democracia representativa. Pero hay una diferencia entre, por ejemplo, una protesta de pobladores de un asentamiento humano pidiendo o exigiendo servicios de distribución de agua potable (lo ponen en su pliego de reclamos como punto fundamental) y una protesta de sindicalistas protestando por la firma del Tratado de Libre Comercio o en defensa del gobierno venezolano.

    Si hay formas de diferenciar un reclamo social de uno político. Una manero, por ejemplo, es revisando los pliegos de reclamos (no es igual “redes de agua potable” a “nueva Constitución”). Otra es el momento en que se protesta. Si tu pliego de reclamos ya está siendo resuelto por el gobierno, ¿para qué protestar exigiendo lo mismo?. Una más sería analizando las dirigencias: ¿son dirigentes que se deben mayormente a sus representados o siguen consignas de algún partido político o sólo sus propios intereses políticos?. Los dirigentes pueden tener una formación ideológica, claro. No hay nada de malo en ello. Pero si predomina en ellos servir a sus ideologías y no buscar satisfacer los intereses de sus representados, la cosa es distinta.

    Felices Fiestas.

  8. bueno yo no estoy de acuerdo con las malas reparticiones q se estan aciendo con las domaciones q se mandan a los damnificados por el terremoto ya q en este momento no estamos para darnos el gusto de estar robandole a los más necisitados nuestros hermanos y compatriotas de sangre es una mala acción por parte de nosotros como hermanos suyos q somos aunque lo negemos no podemos oviar el dolor de nuestros compatriotas.

  9. spero respeten mi criterio pero no estoy deacuerdo con la alsa de presios que perjudica a toda la poblacion peruana señor presidente a usted me dirijo
    que paso con las promesas que dicto para su mandato que acaso fue todo un engaño o esque es maniupulado claro que estamos cresiendo pero
    perù crese y solo cresen los presios que adiario ay que octener para poder sobrevivir pero el sueldo sige siendo el mismo acaso quiera que ayga un golpe de estado si es asi seguire insistiendo para que selebante todo el perù y aga gusticia con sus propias manos es todo edicho Carajo

  10. bien soy una ciudadana que envia su comentario lo que el alan diec que ay que reducir la pobreza dandoles 100 soles no es verdad alo que me refiero es que con esos cien soles los tienen engañados la gente sin cultura no se da cuenta y con eso los deja calladitos el alan lo unico que se esque las coasa estaran subiendo mas y los pobres se enpobreceran mas y los ricos se enriqueceran mas es muy triste nuestra situacion economica ahhhhhhhh y los sueldos no suben ojala que haya revocatoria pronto

  11. HOLA AMIGOS, SOLO DECIRL A ESTE GOBIERNO GENOCIDA QUE LO QUE ESTA HQACIENDO CON NUESTROS HERMANOS DE BAGUA NO HAY QUE PERMITILO ES MOMENTO DE DECIRLE A ESTOS APRISTA QUE YA BASTA, DE ESTAR MATANDO A LOS PERUANOS, ACASO NO ES SABIDO QUE CUANDO LLEGA A ESTREGAR ESTAS TIERRAS A LOS EXTRABJEROS LE DARAN AL DESGRACIADO DE ALAN EL 10% DE LAS GANACIAS OSEA QUE ESTARA COMO SOCIO Y ESO LO QUE DEFIENDEN ESTOS AP`RISTAS, Y QUE LAMENTABLE QUE EXISTE PERIODISTAS QUE TRATAN DE MINIMIZAR ESTA MATANZA NO HABLAN QUE ESTA EL MOMENTO EXISTE 200 MUERTO DE LOS NATIVOS Y SOLO HABLAN DE 10, ESTAN LOS TESTIMONIOS DE LOS FAMILIARES QUE LOS HAN QUEMADO Y TIRADO AL RIO HUAYAGA. QUE MALDITOS SON Y HABLAN DE DEMOCGRACIA-

    VIVA NUESTRO HERMANO QUEINES LUCHAN POR LA VIVA Y LA SALUD.

Comments are closed.