Crónica semanal (16 al 22 de agosto)

El economista Hernando de Soto aceptó representar al Perú para el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. El martes 22, Perú y Chile firmaron el Acuerdo de Complementación Económica que facilita las inversiones mutuas y trae algunos beneficios sociales para los peruanos que viven en Chile. Y el fiscal de Tocache, Arturo Campos Vicente, formuló denuncia penal contra Ollanta Humala por los delitos de homicidio, tortura y desaparición forzada.

El otro TLC

La convocatoria de Hernando de Soto para el TLC es un logro con dos grandes ventajas:

De Soto es un economista con prestigio mundial y buenos contactos dentro del partido demócrata de los EE.UU. Son precisamente los representantes demócratas quienes más dudas tienen frente a tratados de libre comercio en general. Ahí, de Soto puede realizar un importante trabajo de persuasión.

La otra ventaja está en lo que de Soto ha llamado el “TLC hacia adentro”. Según de Soto, solamente el 2 % de empresas peruanas están en condiciones de aprovechar el TLC y exportar a los EE.UU.

¿De qué nos sirve el libre comercio si nuestras empresas no se benefician? En este aspecto, de Soto podría impulsar reformas necesarias en relación a la formalización de las empresas o la titulación de la propiedad.

Son campos que de Soto ha investigado y trabajado con otros países en vías de desarrollo. A juzgar por las declaraciones de Hernando de Soto y del mismo Alan García, este “TLC hacia adentro” también será parte del encargo.

Pero ¿qué opina el partido oficial al respecto? El secretario general del APRA, Mauricio Mulder, fue entrevistado el domingo por la noche en el programa “Pulso Nacional” de Panamericana Televisión. Ahí, Mulder dijo y repitió en que de Soto había sido convocado solamente para facilitar la firma del TLC con EE.UU.

Cabe esperar hasta dónde lo dejarán actuar.

Perú-Chile: Afinando las relaciones

El punto final o, mejor dicho, la firma final se dió en Lima, el martes 22. En los hechos, se amplía el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) suscrito en 1998. Al no tratarse de un acuerdo nuevo, sino de una mera modificación, la ampliación del ACE no requiere la aprobación del Congreso peruano.

El ACE no es otra cosa que un tratado de libre comercio.

El viceministro de Comercio Exterior, Luis Alonso Muñoz-Nájar, dió algunas cifras: Actualmente, el comercio entre Perú y Chile es de casi 1,2 mil millones de dólares anuales. En 1997, antes de la firma del ACE, era de apenas 132 millones.

Otras cifras, estas del diario chileno El Mercurio (fuente: presione acá): Las exportaciones peruanas a Chile crecieron en 800 % entre 1998 y 2005, de 138 millones a más de 1,1000 millones de dólares anuales. Al mismo tiempo, las exportaciones de Chile a Perú crecieron a una velocidad bastante menor: 200 % entre 1998 y 2005, de 268 a 573 millones de dólares anuales.

El panorama es muy distinto si miramos las inversiones: Ahí, Chile es puntero y de forma impresionante. Chile tiene inversiones acumuladas en el Perú por 4 mil millones de dólares, mientras que Perú tiene apenas 50 millones invertidos en Chile.

Ahora bien, el ACE ha dejado de lado una serie de temas en los cuales no hubo concordancia: El área de finanzas (todo lo que tiene que ver con flujos de dinero) fue excluído al igual que el tema del transporte aéreo. Además, se acordó no aplicar el libre comercio a compras del sector estatal.

Las críticas a la ampliación del ACE no se hicieron esperar. La ahora minúscula bancada de Perú Posible anunció su oposición, pues considera que temas como la delimitación marítima y la venta de armas chilenas al Ecuador impiden avanzar en el camino de la integración.

Por otro lado, el diario La República criticó, en su editorial del lunes 21, la falta de transparencia:

A menos de 72 horas de la firma del Acuerdo de Complementación Económica con Chile -que es como se denomina a los Tratados de Libre Comercio en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI)- sigue sin hacerse público el texto de un documento que comprometerá definitivamente a nuestro país. De este modo se reitera, aunque en distintas proporciones, lo ocurrido con el TLC firmado con los Estados Unidos, cuyos capítulos más polémicos sólo fueron colgados en la página electrónica del ministerio de Comercio Exterior una vez que su discusión estaba concluida (fuente: presione acá).

Ollanta acusado

La denuncia del fiscal Campos Vicente se remite a 1992 cuando Ollanta Humala era jefe de la base militar de Madre Mía en el Alto Huallaga. El 17 de junio de ese año, la pareja de esposos Natividad Ávila y Benigno Sullca fueron sacados por la fuerza de su casa, en el cercano poblado de Paucayacu, y llevado a la base de Madre Mía.

Según la denuncia que se basa en las declaraciones de la hermana de Natividad Ávila, ambos fueron asesinados el 22 de junio y sus cuerpos encontrados el día 24 del mismo mes. El hermano de Natividad Ávila, Jorge Ávila, también fue arrestado el 17 de junio y torturado en la misma base, aunque él sí logró salir con vida (fuente: diario La República).

Ahora corresponde a la jueza Miluska Cano, del Cuarto Juzgado Supraprovincial con sede en Lima, comprobar si la denuncia tiene fundamentos suficientes como para iniciar un proceso al ex candidato presidencial.

El diario La República afirma, remitiéndose a fuentes del Poder Judicial, que la acusación del fiscal Campos tendría “errores de fundamentación jurídica” que necesitarían ser subsanados para garantizar un proceso justo (fuente: La República). Miluska Cano tiene dos semanas para pronunciarse de forma oficial.

Por Evaristo Pentierra